Información

  • Género:
  • Director:
  • Reparto:

Christopher Nolan: Filmografía de un Camaleón – Parte VI

Película

Christopher Nolan: Filmografía de un Camaleón – Parte VI

“Siempre he creido que el publico quiere ser desafiado y ver películas interesantes.”

A finales de 2014 se estrenó la que hasta ahora es la penúltima película en la filmografía de Christopher Nolan, Intersetelar (Interstellar), sin embargo las bases para este ambicioso proyecto se cimentaron muchos años atrás.

En 1977  fue estrenada la primer película de Star Wars -que posteriormente sería renombrada como Star Wars: Episodio IV – Una Nueva Esperanza (Star Wars: Episode IV – A New Hope)-, Nolan tenía sólo siete años cuando fue a verla al cine y se volvió un gran fan.

“Me causó una gran impresión, en términos del alcance que esta tenía y de la idea de que podías crear una experiencia totalmente diferente para la audiencia, literalmente cualquier mundo, más que un mundo incluso, una galaxia diferente.”

La película de Odisea 2001 también sería otro de los filmes que sembraron una semilla en la mente del joven Nolan. Como comentamos anteriormente, Nolan de pequeño usaba la Cámara Super 8 de su padre para filmar a sus juguetes y crear historias. “Después de Star Wars” comentó “todas mis películas se convirtieron en películas sobre el espacio.

Así pues en 2013 comenzó el rodaje de Interestelar. Esta es una historia situada en algún futuro no muy lejano en el que la tierra se ha vuelto completamente estéril e igual que sucedió en los años treinta en los Estados Unidos durante el llamado Dust Bowl -de hecho fue inspirado en esta tragedia-, grandes tormentas de tierra azotan el mundo. Las cosechas ya casi no se logran, hay escases de alimento, la raza humana agoniza, pero aún resta una esperanza: emprender un viaje hacia lo desconocido, hacia las estrellas en busca de un planeta que posea las cualidades necesarias para sustentar la vida humana. Así que Joseph Cooper (Matthew McConaughey) ex ingeniero y piloto de la NASA, deja a su pequeña hija de diez años y se une a un equipo de astronautas con la misión de salvar a la humanidad de su inevitable extinción.

Curiosamente, a pesar de que acompañamos en su viaje a estos astronautas a través de un agujero negro hasta otra galaxia, este filme es más bien un clavado al corazón humano, nos hace percatarnos de cuan poderosas pueden ser las emociones humanas, más concretamente el amor.

“El tema que quería plantear en este proyecto era sobre la relación entre un padre y su hija. Me encantó la idea de contrastarla a una escala cósmica como lo es el espacio. Alternar entre esas dos cosas, y a la vez manejar el tema de la evolución humana, el hecho de que algún día quizás tengamos que encontrar otro lugar en nuestro basto universo, me pareció una idea muy interesante.” comentó en una entrevista. “(Interestelar) Trata sobre las conexiones que hacemos como humanos… Nos encontramos con que en cuanto más nos adentramos en el espacio más nos centramos en el amor y las conexiones emocionales en los personajes”

Este es precisamente el corazón de Interestelar y Nolan puso todo de sí de modo que los efectos especiales y toda la teoría científica sobre la que se desarrolla, lo exaltaran en lugar de opacarlo. Tan es así que el guion no estaba aún terminado cuando hablaría con Hans Zimmer sobre la pieza que quería que compusiera para una de las escenas. Sin embargo no le rebeló la trama, el título o los personajes que compondrían el filme, se limitó a entregarle una carta compuesta de una sola hoja. “En ella te describiré la esencia central de la historia, trabaja en eso por un día y luego me muestras lo que compusiste” le solicitó Nolan. Resultó que era perfecta y alrededor de esa pieza central se construiría el resto del soundtrack.

Por su puesto que para Nolan el filme se volvería aún más íntimo cuando se convirtiera en padre a la mitad de la producción, con respecto a lo cual declaró que empezó a experimentarlo todo a un nivel emocional totalmente diferente a cuando escribió el guion.

Sustentando la parte emocional de Interestelar, está la teoría científica. Además de todo el trabajo de investigación que el director hizo por su cuenta, incluyendo visitar la NASA,  Nolan contó también con el que sería el indispensable y decisivo apoyo del Astrofísico Kip Thorne. Thorne, quién apenas el día de ayer 3 de Octubre fue premiado con el Premio Nobel de Física 2017 por la detección de las ondas gravitacionales, tuvo largas charlas con Nolan sobre cómo funcionan los agujeros de gusano y cuál sería la mejor forma de llevar estas teorías a la pantalla de la forma más fiel posible. De hecho Thorne trabajó de cerca con el supervisor de efectos especiales Paul Franklin, incluso proporcionó varias fórmulas matemáticas con el cual pudieron crear un nuevo sofware que pudieran representar de forma muy precisa el agujero negro y el agujero de gusano.

Para un proyecto como este muchos esperarían que el CGI dominara en la mayor parte de las secuencias pero nuevamente Nolan lograría dejarnos con la boca abierta usando en su mayoría efectos prácticos. CASE y TARS, dos robots que acompañan a estos astronautas durante su viaje, fueron filmados gracias a ocho robots con imanes, construidos a escala real y que en algunas escenas fueron manejados por humanos igual que títeres.

Así mismo aunque la casa del protagonista está ubicada en Estados Unidos, la filmación se llevó acabo en Alberta, Canadá por lo que  Nolan no quería grabar las tomas de una granja, un sembradío y una montaña por separado, y posteriormente empalmarlas digitalmente, así que se consiguió un terreno que sirviera a los propósitos de la película y se sembraron 500 acres de maíz aproximadamente seis meses antes de que empezara la filmación para que hubieran crecido lo suficiente para las tomas requeridas. También la casa fue construida de acuerdo a las indicaciones del director que quería que luciera más contemporánea que futurista.

Los escenarios de otros mundos que se nos presentan a lo largo de la película fueron filmados en Islandia, lugar que el director ya había visitado durante la realización de Batman Inicia (Batman Begins). Es increíble como usando los ángulos y el escenario correcto, el planeta tierra puede parecernos un lugar de otro mundo. Aún más increíble es que Nolan utilizó una sola cámara IMAX para filmar toda la película, viéndose obligado a hacer varias tomas desde un ángulo y después otras tantas desde otro ángulo. De hecho para simular el turbulento aterrizaje de la nave en el planeta de hielo, la primera unidad usó un avión privado de la compañía Learjet con la cámara IMAX montada en la nariz de este y volaron directo hacia una gran tormenta que apareció sobre Louisiana.

New Deal Studios fueron los encargados de crear las miniaturas de las tres naves que aparecen en Interestelar, Ranger, Lander, y Endurance. El Ranger tuvo que ser desarmado para subirlo en el avión, cuando fue montado nuevamente en Islandia, en la parte izquierda de la nave se veían algunas grietas (seams), pero en lugar de arreglarlo decidió que lucían como detalles adecuados en ella y se mandaron fotografías a New Deal Studios para que las incorporaran en la miniatura.

Christopher Nolan hizo todo lo que estuvo en su mano para limitar el uso del CGI a lo estrictamente indispensable. “No quería usar pantallas verdes porque es muy aburrido filmar con ellas, termina siendo un día deprimente cuando se tiene que hacer. Lo que es realmente divertido es estar en estos sets que construimos, que semejan más a viajes simulados que a sets.”

Reuniendo a un talentoso elenco que incluye a Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Mackenzie Foy, Jessica Chastain, Michael Caine y Matt Damon, Interestelar sería aclamada por la crítica y recibiría numerosas nominaciones y premiaciones, contendiendo en los Óscares como una de las favoritas de 2014.

“Todos somos el público y entiendemos los que podemos esperar de un género específico. Me gusta intentar ofrecer a la audiencia la ‘comida más rica’, algo así como la versión condensada de ello pero dentro del contexto de un entretenimiento a gran escala” dijo “Trato muchos temas en “Interestelar” pero el más importante es sobre entretenimiento, sobre el viaje y la experiencia por la que atraviesas, la emoción.”

Esta vez Nolan lograría aterrizar una historia que en otras manos pudo resultar demasiado complicada o científicamente muy imprecisa, y la convirtió en algo accesible y entretenido para todos.

P.D. Odisea 2001 se está proyectando actualmente en algunos Cinépolis para quién quiera revivir este clásico en pantalla grande.

Fuentes: Esquire, Indiewire