Información

  • Género:Comedia
  • Director:Peter Farrelly
  • Reparto:Mahershala Ali, Viggo Mortensen, Linda Cardellini, Mike Hatton & Dimeter Marinov

Green Book: Una Amistad Sin Fronteras

Película

Green Book: Una Amistad Sin Fronteras

¿Un viaje transformador?

Nick Vallelonga co-escribe el guion de esta historia inspirada en las aventuras de su padre, Frank Vallelonga, durante el tiempo que trabajó para el famoso compositor y pianista Donald Walbridge Shirley allá por los años sesenta. Green Book: Una Amistad Sin Fronteras (Green Book), dirigida por Peter Farrelly, nos promete ser un viaje divertido y lleno de emociones, pero también de drama. ¿Cumple con su promesa?

Frank Vallelonga (Viggo Mortensen) es un Italoamericano charlatán, oportunista y encantador, que siempre está a la caza de dinero fácil. Cuando se le ofrece trabajar como chofer y guarda espaldas del pianista Don Shierly (Mahershala Ali), con una buena paga de por medio, Frank acepta. No importa lo peligroso que pueda resultar hacer un viaje de dos meses por el sur del país, un lugar lleno de odio racial, acompañado de un hombre de piel negra.

La música tiene que ser lo primero que destaquemos en esta ocasión. ¡Qué buena selección para el soundtrack! Es casi imposible no sentirse emocionado e invitado a seguir el ritmo por lo menos con los pies desde nuestro asiento. Recrea perfectamente todo el aire de la época. Lo mismo el vestuario, que aunque sencillo podemos ver por ejemplo, toda la influencia de Jackie O. en la moda.

Los movimientos de cámara son suaves y la fotografía colorida, ambas hacen que el viaje en carretera se haga muy agradable y además, se valen de la fotografía para hacernos sentir el paso de las estaciones, del tiempo. Un toque realmente acogedor.

En cuanto a la trama, Green Book: Una Amistad Sin Fronteras está llena de un humor muy ligero, para nada forzado. Podemos seguir la conversación entre nuestros protagonistas sin sentir la necesidad de que algo debe pasar para que avance la historia. Verlos interactuar juntos es demasiado entretenido. El elenco está muy bien seleccionado, cada cual en su papel hace un excelente trabajo, aunque hay que resaltar el trabajo de Viggo y Linda Cardellini -quien interpreta a la esposa de nuestro protagonista, Dolores-. Irónicamente, a diferencia de Mahershala Ali, ellos tuvieron más oportunidad de brillar en sus respectivos papeles, con todo y que el tiempo de Linda en pantalla es realmente poco.

El ritmo de la película es bastante ameno pero sin caer en la monotonía, igual que ir de paseo por carretera en un lindo día de verano. No es una película para cortarse las venas, te hace reflexionar sí, pero al mismo tiempo tampoco profundiza demasiado en nada. Y ése es el único gran pero del filme, que pretende abordar temas como la discriminación racial sin querer ensuciarse las manos ni si quiera un poco. Parece que temieran ser demasiado explícitos en cuanto a mostrar violencia o situaciones “incómodas”, así que mejor optan por omitir estas escenas. Los personajes se nos presentan por encima, sobre todo Don Shirley (Mahershala Ali), un hombre muy ensimismado, rígido y un tanto osco, con quien nunca podemos terminar de empatizar por completo. Al terminar el filme sabemos mucho más de Frank que de Don Shirley, razón por la que muchos de sus hábitos y pensamientos más profundos quedan en el misterio haciendo difícil entender la posición del personaje. Los momentos más dramáticos del filme se limitan a un par de brevísimas secuencias, con algunos diálogos llenos de emoción, sí, pero dado lo corto de las escenas, no terminan de dejarnos nada demasiado claro ni de contagiarnos del sentimiento; de modo que Mahershala Ali no consigue tener la oportunidad de dar una interpretación digna de un Oscar. Total desperdicio de su talento.

La única razón por la que la relación entre ambos protagonistas funciona es por el talento de los actores, por su química y por el guion que de pronto les hace entablar unas conversaciones realmente entretenidas. Es una pena que no nos dejaran conocer más de la fascinante vida de éste gran músico y compositor.

Al final de cuentas no todas las películas tienen ser un estudio profundo de la realidad en que vivimos, si bien al estar inspirada en hechos reales se espera un poco más de “realismo”. Green Book: Una Amistad Sin Fronteras es una cinta para pasar un buen rato, que seguro arrancará más de una carcajada al público, pero no pasará a la historia por ser un filme de crítica social propositiva e innovadora. Es una película muy chapada a la antigua, casi se siente que tanto humor es sólo una forma sutil de censurar el racismo.

Seguramente fue gracias a esta censura, servida en su presentación más comercial y ligera, al estilo Kentucky -ya saben, muy americana-, que la Academia la destacó por sobre el resto de las participantes en la pasada entrega de Oscars y le dio el premio a Mejor Película.

  • B


  • Entradas Recientes

  •