Información

  • Género:Drama, acción, comedia
  • Director:Quentin Tarantino
  • Reparto:Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Al Pacino, Dakota Fanning & Austin Butler

Había Una Vez … En Hollywood, Review

Película

Había Una Vez … En Hollywood, Review

Un close up al mundo detrás de cámaras

Quentin Tarantino ha decidido hacer de ésta, la novena película en su filmografía, un homenaje al Hollywood de los 60’s. El factor nostalgia se ha convertido en una fórmula en los últimos años con la que nos bombardean no sólo en el cine sino también en la pantalla chica, constantemente tenemos noticias de reboots, remakes, spin-offs y live actions. ¿Puede este aclamado director destacar de entre el montón y hacer de Había Una Vez … En Hollywood algo más que un montón de cosas vintage apiladas para hacernos recordar mejores tiempos?

Corre el año de 1969 cuando conocemos a Rick Dalton (Ledonardo Di Caprio), un actor famoso por su participación en numerosos filmes de acción y westerns, y a su doble Cliff Booth (Bradd Pitt). A través de sus ojos podremos dar un recorrido por el Hollywood detrás de bambalinas y adentrarnos en el corazón de éste mundo que puede ser tan glamuroso como desafiante.

Podemos decir sin temor a equivocarnos, que la trama es sumanente sencilla, sí, pero el objetivo principal es sumergirnos en el día a día de Hollywood, mostrarnos sus contrastes, tanto sociales como económicos, hacernos viajar en el tiempo y simplemente disfrutar de este breve vistazo al pasado. Por su puesto que Tarantino se toma libertades creativas que darán un giro en veces cómico y en otras, un tanto más sombrío a la historia. Y precisamente el guion está estructurado de forma que no sólo conozcamos a los personajes, sino que nos sintamos parte de su rutina cotidiana y los acompañemos en sus altas y bajas. De hecho Había Una Vez … En Hollywood no sólo tiene todo el corte de las películas de aquella época desde los créditos iniciales, sino también el ritmo. Esto quizás resulte demasiado lento para los cinéfilos más jóvenes pero algo que evocará al resto a los primeros filmes de Tarantino como Tiempos Violentos (Pulp Fiction).

El guion está sustentado por un cast de primera. Destaca la actuación de Leonardo Di Caprio que a lo largo de la película interpreta diferentes facetas de Rick Dalton, demostrando una vez más su versatilidad y su compromiso a la hora de estudiar a su personaje. Incluso descubrimos nuevos gestos y ademanes que se vuelven distintivos de Rick Dalton. Por otro lado, Bradd Pitt cumple con su parte dando vida a Cliff Booth pero no destaca especialmente y en algunas escenas su actuación se siente un poco tibia y falta de la emoción que amerita. Margot Robbie, quien interpreta a Sharon Tate, será otro de los personajes a través de los cuales podremos ir conociendo el ritmo y el estilo de vida de la farándula Hollywoodense y, aunque en un primer momento pareciera que no aporta mucho a la trama, es con el paulatino desarrollo de la historia que podemos reconocer la importancia de su presencia.

Los movimientos de cámara aportan un dinamismo y una familiaridad que es distintiva del director, pero también mantiene nuestra atención constante debido a lo interesante que pueden ser algunos de los planos y ángulos en los que como espectador nos coloca. Así mismo el colorido y la fotografía aunados a pequeños detalles ubicados de cierta forma en las secuencias, ayudan a construir la ilusión de que no hay una pantalla entre los actores y nosotros, algo realmente mágico y difícil de lograr.

Así mismo la música no sólo sirve para evocar series, películas o cantantes de la época, sino para enmarcar los movimientos de los personajes con una sincronía magistral. Es decir, puede estar sonando un tema musical en un televisor y coincidir perfectamente con lo que está sucediendo en la escena. De este modo todo se siente interconectado, todo tiene un propósito más allá de sólo hacernos suspirar de nostalgia.

El final del tercer acto puede despertar emociones encontradas y es que mientras unos aplaudirán la acción que inunda de pronto la pantalla, a muchos otros les puede parecer que la violencia es excesiva -excesiva en términos de Tarantino- y que se denota cierta saña de parte del director, lo que hace de esta secuencia algo chocante e incluso discriminativo. Acto seguido tenemos un cierre bastante suave en contraste, por lo que después de un largo viaje nos hace falta ése algo extra para cerrar con broche de oro.

En síntesis, Había Una Vez … En Hollywood es nada más y nada menos que un digno homenaje que sin duda apreciarán mayormente los espectadores de cierta edad pues, no sólo valorarán las numerosas referencias y guiños, sino que también será para ellos como volver a visitar la casa de un viejo amigo. A las nuevas generaciones les podrán resultar un tanto aburridos los primeros dos actos debido a que el ritmo es bastante inusual para las películas de hoy en día. De hecho, para gozar al máximo del filme hay que ir con la idea de que uno va a sentarse a disfrutar el mero hecho de poder seguir en sus correrías diarias a los protagonistas, sin un gran villano que derrotar, ni elaboradas escenas de acción o un complicado acertijo que resolver. Había Una Vez … En Hollywood es una película dedicada a los actores y a todas las personas que trabajan en el medio, una película en la que nos abren brevemente la puerta a su mundo que, en realidad no es tan diferente al nuestro.

  • B15


  • Entradas Recientes

  •