Información

  • Género:Acción, Aventuras, Superheroes
  • Director:Jon Watts
  • Reparto:Tom Holland, Jake Gyllenhaal, Zendaya, Samuel L. Jackson, Jacob Batalon & Marisa Tomei

Spider-Man: Lejos de Casa, Review

Película

Spider-Man: Lejos de Casa, Review

¿Afrontando las consecuencias del chasquido?

Oficialmente la Fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel concluye con este nuevo capítulo del trepamuros, una película que no sólo debe demostrar estar a la atura, pues Avengers: End Game dejó las expectativas de los fans muy altas, sino que además Spider-Man: Lejos de Casa también debe ser una ventana a lo que veremos en la fase 4 del MCU y lograr que nos emocionemos por lo que esta por venir. Jon Watts (Spider-Man: De Regreso a Casa) asume esta gran responsabilidad tomando una vez más el lugar como director, pero ¿logra cerrar con broche de oro?

En esta ocasión Peter Parker hará un viaje por Europa junto a su mejor amigo, Ned (Jacob Batalon), MJ (Zendaya) y el resto de sus compañeros de clase. Sin embargo, tras los eventos de Avengers: End Game, este es un mundo diferente. El trepamuros encontrará que de pronto su vida se ha vuelto más complicada de lo que hubiera podido imaginar, y por si fuera poco, las cosas se complican aún más cuando nuevos peligros aparecen a la vista.

Antes de comenzar el análisis, y como bien dijo Tom Holland en el Trailer de Spider-Man, todos aquellos que aún no hayan visto Avengers: End Game y no quieran spoilers vuelvan luego.

No es raro que tratándose de una película tan esperada y cargada de expectativas tenga efectos especiales de primera y que en general las secuencias de acción y de pelea sean muy entretenidas. Sobre todo una escena que involucra a Misterio resulta sumamente creativa, original e incluso alucinante, posiblemente sea la mejor secuencia de toda la película. Desde los avances pudimos ver la calidad del diseño del traje de Misterio, es bastante apegado a los comics pero no por ello se ve absurdo.

Tom Holland nos entrega otra actuación a la altura, es capaz de conmovernos y hacernos sentir el dolor del personaje, la incertidumbre y la soledad que experimenta tras haberse quedado sin su mentor, Tony Stark. Es a través de él que nos percatamos de como ha cambiado el mundo después del chasquido y que a pesar de que todos hayan regresado… nada será nunca igual. Por el contrario, aunque tenemos más tiempo para conocer a MJ, no termina de convencer como el interés amoroso de Peter Parker, la actriz es mal aprovechada, ya que a pesar de su talento MJ resulta gris y poco interesante, su extraño sentido del humor no termina de encajar en el filme y su tibia química con Peter Parker es lo que le salva de ser irrelevante. Aunque Ned fue un apoyo importante para Spider-Man en la película anterior, en esta cede tiempo en pantalla para centrar nuestra atención a otros personajes. Entre estos personajes tenemos a Nick Fury, que viene a reemplazar a medias el papel que tenía Tony Stark y también tenemos a los villanos, algunos de los cuales francamente pudieron haber sido sustituidos por cualquier otro y apenas lo habríamos notado. Los antagonistas están pobremente esbozados, incluso sus motivos, una vez que se razonan se convierten en algo sumamente simple que con la inteligencia que presumen tener, pudieron resolver de forma mucho más interesante. Y precisamente esa inteligencia y astucia de la que presumen en ciertas escenas simplemente desaparece el resto de la película.

La trama está desarticulada, es predecible y está construida a base de una fórmula que ya nos sabemos de memoria; así mismo combina escenas cool con un toque de nostalgia robada de Avengers: End Game para hacer ver más heroico y orgánico a nuestro protagonista, lamentablemente lo logran a medias. Algo que precisamente distingue a los comics, no son los super poderes ni los vistosos trajes sino la humanidad y la semejanza que sus personajes guardan con cualquier otro ser humano, con sus sueños, debilidades y fortalezas, y como se enfrentan a problemas con los que muchos podemos identificarnos, a veces vencen otras pierden, pero siempre se vuelven a levantar, eso es lo que define a los héroes. Pero el guion de Spider-Man: Lejos de Casa nos retrata una historia que no termina de sentirse real, es decir, ni siquiera percibimos las crudas repercusiones de los peligros que constantemente aparecen para causar destrucción masiva.

En cuanto a las locaciones bueno, no supieron explotar los increíbles escenarios que Europa tiene para ofrecer, se ven bien sí, pero nada que vaya a sorprendernos.

Para os que se preguntan por las escenas post créditos, Spider-Man: Lejos de Casa, tiene dos. La primera es completamente impredecible y mucho más emocionante que el resto de la película, pero la segunda, definitivamente pudieron ahorrársela.

Podemos concluir que Spider-Man: Lejos de Casa es más un puente entre Avengers: End Game y la nueva fase del MCU que otra cosa, si bien no nos deja ver mucho de lo que se viene para el futuro. Sí, es entretenida y divertida, aunque carezca del humor nerd distintivo de Peter Parker en la película anterior, y también impresionante en lo que a efectos se refiere, tristemente los villanos no llegan a ser épicos, la trama no guarda mayores sorpresas y definitivamente no supera a su antecesora, pero sirve para pasar un buen rato.

 

  • B


  • Entradas Recientes

  •