Información

  • Género:Ciencia ficción, acción, drama
  • Director:Rian Johnson
  • Reparto:Daisy Ridley, Adam Driver, Mark Hamill, Carrie Fisher, John Boyega

Star Wars: Episodio XIII – Los Últimos Jedi, Review

Película

Star Wars: Episodio XIII – Los Últimos Jedi, Review

Renace la esperanza para la franquicia

A pesar de la excelente recepción en taquilla del Episodio VII – El Despertar de La Fuerza, muchos criticaron la falta de originalidad en la trama y el “copy paste” que se hizo del Episodio IV, calificándola incluso de remake. Tras el estreno de Rogue One: Una historia de Star Wars el año pasado parecía que todavía había esperanza para el futuro de esta saga y así es. De nueva cuenta el director Rian Johnson (Rogue One) rescata la esencia de Star Wars y nos trae con fuerzas renovadas Star Wars: Episodio VIII – Los Últimos Jedi.

Situada un poco después de lo que vimos en el Episodio VII, Rey (Daisy Ridley) intenta convencer a Luke Skywalker (Mark Hamill) de ayudar a los rebeldes en su lucha contra el imperio mientras que en el espacio exterior, Kylo Ren dirige a la flota imperial para destruir lo que queda de la fuerza rebelde.

Una de las razones por las que Star Wars dejó una huella en la historia del cine fue por la calidad de sus efectos especiales que aún hoy lucen bien en pantalla y por supuesto, haciendo honor a su reputación, el Episodio VIII nos trae una excelente fotografía con muchos contrastes entre colores rojo, blanco y negro, y unos efectos asombrosos -en especial una escena que dejará a muchos con la boca abierta-. Definitivamente ver en combate a los x-wing y los cazas imperiales sigue siendo emocionante y novedoso. Mención aparte para el diseño de algunas de las criaturas que lucieron fantásticas en pantalla. El diseño de vestuario es original y lleno de creatividad, aunque comparado con otras películas es un tanto sobrio sirve para enmarcar perfectamente este periodo tan difícil por el que está pasando la Alianza Rebelde y la galaxia.

El regreso de Mark Hamill como Luke Skywalker y de Carrie Fisher como Leia Organa, así como el regreso de algunos los personajes de la trilogía original (Episodios IV, V y VI) no sirve meramente como fan service, sino que ayuda a darle un sentido de continuidad a la trama y de hecho, en lo que se refiere a Luke y Leia, sirven como guías para esta nueva generacion que debe enfrentarse contra el poder de los Sith y del Imperio.

Rey (Daisy Ridley) es un personaje fuerte, apasionado, una líder, digna sucesora de la Fuerza aunque por momentos se siente que su aprendizaje en el uso de la misma es demasiado rápido. En tanto que su antagonista, Kylo Ren (Adam Driver) parece un poco más maduro en esta película, además algo interesante es verlo evolucionar a través del filme y ver como su ambición se va moldeando y transformando poco  a poco; aunque aún conserva esos arranques de ira que le restaron impacto en su primera aparición en el Episodio VII. Por otro lado el otrora storm strooper Finn (John Boyega) sigue teniendo un papel importante en la historia sin embargo todo ese transfondo sobre su pasado que se manejó en el filme anterior, se dejó un poco de lado y se siente como que el personaje pudo dar más.

La trama está planteada de una forma más sencilla de lo acostumbrado, haciendo fácil seguir la historia y engancharse rápidamente en la aventura. Las cuestiones que plantea son temas hasta ahora poco explorados y nos presenta nuevas facetas de lo que creímos ya conocer bastante bien. Parte de ello se debe a la fortaleza de su guion y la solidez con que está construido. El humor incorporado es bien recibido y casi todos los chistes quedan perfectamente, bastante naturales y a tono sin restarle emoción a la trama.

La música a cargo de John Williams -varias veces galardonado con el Globo de Oro-, acompaña los altos y bajos de la trama magistralmente, los momentos emocionantes y los combates, y nos hace estremecer en algunas escenas. Cierto es que la banda sonora siempre ha destacado en el universo de Star Wars y esta no es la excepción.

Siendo la película más larga de la franquicia con 152 minutos de duración puede llegar a ser cansada por momentos e incluso un tanto aburrida, sobre todo para las nuevas generaciones poco familiarizadas ella. Si hay algo en lo que estas películas deben renovarse es en el ritmo para sobrevivir el paso del tiempo, pues el factor nostalgia no es eterno.

Star Wars: Episodio VIII – Los Últimos Jedi pasará a la historia como una de las mejores entregas de la saga aunque aún le sigue faltando profundizar en su universo pues en muchas cosas solo nos dejan ver la superficie. Con la dosis justa para emocionar a los fans y una trama suficientemente interesante para atraer a un nuevo público y efectos impresionantes, la galaxia construida por George Lucas tiene un brillante futuro.

 

  • B