Información

  • Género:Fantasía, Aventuras, Biográfica
  • Director:Dome Karukoski
  • Reparto:Nicholas Hoult, Lily Collins, Anthony Boyle, Mimi Keene, Harry Gilby, Colm Meaney & Genevieve O'Reilly

Tolkien, Review

Película

Tolkien, Review

Historia de una ida y una vuelta

Tras el enorme éxito que ha tenido el mundo Tolkeriano y su influencia en dentro la cultura popular, con libros, películas y una próxima serie por estrenarse, era de suponer que más tarde que temprano tuviésemos un filme inspirado en la vida de John Ronald Reuel Tolkien, lengüista, profesor, filólogo y autor de El Señor de los Anillos, El Hobbit, El Silmarillion, entre otros. ¿Logra Tolkien (Tolkin) capturar el genio del escritor?

Desde muy joven Tolkien (Nicholas Hoult) demuestra tener una gran imaginación y un talento para las historias y los idiomas. Con el apoyo de sus nuevos Christopher (Tom Glynn-Carney), Geoffrey (Anthony Boyle) y Robert (Patrick Gibson) ira descubriendo el potencial en su interior. Sin embargo su mundo será sacudido ante la amenaza inminente de la Primera Guerra Mundial y la oscuridad que trae consigo, una oscuridad que por cierto, sería plasmada en sus obras clásicas.

La construcción de la trama, a pesar de su aparente simpleza y de que no dedica demasiado tiempo a la construcción de los personajes secundarios, tiene un acierto clave: capta la esencia misma del proceso creativo desde un punto de vista fantástico, es decir, nos ayuda a comprender, sin complicarse demasiado, la forma en la que se ve la vida a través de los ojos de un escritor. El guion está cargado de pasión, de emotividad, de belleza, de autenticidad y poco poco nos lleva a presenciar como las palabras y los conceptos van tomando vida dentro de la mente de Tolkien. Tristemente el final se siente apresurado y no acaba de aterrizar la trama, dejándonos con la sensación de que nos quedaron a deber historia.

Nicholas Hoult encarna perfectamente bien el papel de J.R.R. Tokien, tiene un gran carisma y a pesar de ser un personaje intelectual no cae en el clásico papel de nerd o de sabiendo. Su evolución es natural, no lo hacen ver como un héroe que siempre se sale con la suya, al contrario pasa dificultades, vivencias que lo van marcando e influenciando. La trama se construye alrededor del protagonista, lo que nos deja conocer muy poco o casi nada de los que le rodean. Con todo, sus amigos Christopher, Geoffrey  y Robert son personajes que se salen del molde, son genios, están hambrientos de conocimientos y tienen una curiosidad ilimitada; quieren comerse al mundo y para variar, no a través del poder, sino del arte. Es cierto que nos hubiera gustado conocerlos con mayor profundidad, pero igualmente sus conversaciones resultan originales y las secuencias nunca son lo suficientemente largas para escucharlos filosofar. Es bastante claro porque la amistad de los tres influyó poderosamente en Tolkien.

Edith (Mimi Keene) tiene una química muy particular con su coprotagonista. Es una mujer dulce, inteligente, fuerte pero atrapada, igual que Tolkien, en su posición social. Ella también busca la magia detrás de las cosas pero por sí misma tiene su propia magia. No es difícil imaginar porque era la Musa de este gran autor.

La fotografía es un medio perfectamente utilizado para hacernos reflexionar y para introducirnos en la construcción de la Tierra Media. Algunas escenas que hacen obvia alusión a personajes o paisajes del Señor de los Anillos, pero también hay unos guiños más sutiles que los amantes de Tolkien atesorarán. La película no se apoya en los efectos especiales, los aprovecha para ayudarnos a ver “más allá” y en la mayoría de los casos, se vale de elementos orgánicos y estéticos para transmitirnos las emociones y pensamientos del protagonista.

Y por su puesto ninguna historia digna de ser contada puede prescindir de una buena banda sonora. Como compositor tenemos a Thomas Newman a quien quizás recuerden por su trabajo en Pasajeros. La música no cae en ser una copia de lo que ya escuchamos en los filmes de Steven Spielberg, tiene su propia alma, con sus coros y su composición instrumental, evoca las verdes colinas, las torres sombrías, los espectros y toda la magia de la Tierra Media.

Tolkien es una película que sus fans y las personas dedicadas al arte disfrutarán más, pero que sin duda es apta para todo público. Es amena, divertida, ingeniosa, y nos hace recordar la importancia de ser fieles a uno mismo, de la amistad y el valor de conocer nuestra riqueza cultural. Quién espere ver una copia fiel de la vida de R.R. Tolkien seguramente saldrá decepcionado, en especial por que se enfoca en la primera parte de la vida del autor y el final puede sentirse un poco abrupto; sin embargo consigue mostrarnos la estructura al desnudo de la Tierra Media, hermosa, misteriosa y construida con años dedicación, y eso ya es mucho decir. Aunque posiblemente su biografía de para una mini serie más que para un filme…

  • B


  • Entradas Recientes

  •