Historia del CGI y su influencia en el Cine

  • Por Heidi Betancourt / November 4, 2016

Estos últimos años en el cine, dentro de todos y cada uno de sus géneros: terror, aventuras, acción, animación, misterio e incluso comedias y películas románticas, han explotado la herramienta conocida hoy en día como CGI. ¿Qué significa CGI? Según San Google se utiliza para designar a la herramienta que nos permite crear imágenes por computadora “Computer-generated imagery”. Ya sea que el CGI se utilice para efectos especiales, o para crear imágenes en dos o tres dimensiones, lo cierto es que se ha vuelto algo tan común que muchas veces las películas dejan recaer en ellos toda la responsabilidad de su posible éxito o fracaso en taquilla. Sobre todo los blockbusters, que son los que por lo general las películas que recurren cada vez más y más a la animación por computadora.

Ya sea para crear personajes como robots, extraterrestres o monstruos, por decir algunos, o para mostrarnos mundos fantásticos llenos de colores y formas imposibles, habitados por seres extraordinarios, la animación por computadora es hoy por hoy una tecnología invaluable.

Pero para comprender el efecto que el CGI ha tenido en el Séptimo Arte, tendremos que remontarnos a los orígenes del mismo.

John Whitney fue inventor, compositor y uno de los padres de la animación por computadora. Nació en Pasadena, California, estudió en la Universidad de Pomona y luego, estudiaría fotografía de manera informal en Inglaterra. Después continuaría su formación estudiando junto con su hermano James todo sobre las imágenes en movimiento. Su trabajo los llevaría a participar en el festival de cine experimental de Belgium. Festival en el que por cierto, Whitney fue ganador del primer premio.

De acuerdo con la revista Animation World Magazine, Whitney trabajaba de cerca en el área de fotografía de misiles de alta velocidad, en la Fábica de Aviones Lockheed (Lockheed Aircraft Factory) durante la Segunda Guerra Mundial. Whitney pronto se dio cuenta de que los elementos que ayudaban a localizar los objetivos y calcular las trayectorias en armas como bombas y cañones anti aéreos, producían equivalentes en códigos numéricos muy específicos que tenían el potencial para ser usados en el trazo de gráficos o para guiar movimientos en proyectos artísticos durante los tiempos de paz. Pasaría una década para que se hiciera con alguno de estos mecanismos analógicos computarizados formalmente clasificados como “excedente de guerra” y construyera con él su propia Máquina de Levas, lo que convirtió a Whitney en pionero en el concepto del “control de movimiento”.

Posteriormente durante los años 50 y ayudado con esta tecnología crearía secuencias para comerciales y programas de televisión, incluyendo la secuencia de los créditos iniciales de la película de Alfred Hitchcock, Vértigo.

Sería en 1960 que John Whitney fundaría su propia compañía, Mothion Graphic Inc. que estaría dedicada a desarrollar proyectos con ayuda de la computadora análoga. En 1961 realizó una obra llamada Catalogue en la cual reuniría todos los efectos que había logrado hasta entonces con su computadora análoga.

 

El trabajo y las numerosas aportaciones de Whitney serviría en el futuro para hacer la películas como 2001: Odisea del Espacio y Matrix.

En 1957 Russel Kirsch creó la primera computadora programable (Standards Eastern Automatic Computer) que convertiría las imágenes al sistema binario y  con la cual lograría capturar la primera fotografía digital gracias a su protoescáner de tambor giratorio. En dicha foto aparece su pequeño hijo en una imagen de 176×176 píxeles. Esta fotografía sería catalogada por la revista Life dentro de la lista de “100 fotografías que cambiaron al mundo”.

pixel_1

Kirsch fue el inventor del píxel y sería gracias a él que se estandarizaría el uso del mismo para la televisión primero y luego para el cine.

En 1960 se le adjudicaría a William Fetter el acuñamiento del término “Gráficos por computadora”, después de que escribiera un artículo para la revista Print, en el cual describía el trabajo al que se dedicaba como director de arte en Boeing. Fetter estudió con dedicación los fundamentos de los gráficos por computadora en la figura humana y fue él primero en realizar un modelo humano en 3D.

Ocho años más tarde, en 1968, el matemático Nikolai Konstantinov junto con otros colegas y físicos, gracias a una computadora BESM-4 logró calcular matemáticamente los patrones de movimiento de un gato. La computadora imprimía toda esta información en papel y, usando los símbolos del alfabeto, cada imagen fue convertida después en una secuencia fílmica.

 

 

Almas de Metal (Westworld), estrenada en 1973, sería la primera película en hacer uso de la animación digital. Dicho filme esta ambientado en un parque de atracciones de un mundo futurista, en el que los humanos pueden convivir con robots humanoides para su diversión en tres ambientes distintos: La Edad Media, El Viejo Oeste o la Antigua Roma.

En esta cinta se nos presentan varias escenas con efecto “pixeleado” en un intento de permitirnos ver a traves de los ojos de los robots y presentándonos la forma en que ven el mundo.

westworld_pov

Para quiénes se lo preguntaban, sí, la nueva serie de HBO que comparte nombre con Westworld de 1973, está de hecho inspirada en esta película de culto.

Curiosamente, sería en la secuela de éste film, Future World de 1976, en la que se utilizarían por primera vez imagenes en 3D generadas por computadora. Especificamente se utilizó la imagen de una mano y un rostro, animación tomada del corto experimental “A computed Animated Hand” de Edwin Catmull y Fred Parke.

En el año de 1977 Star Wars: Episode IV – A New Hope (Star Wars: Episodio IV – Una Nueva Esperanza) retomaría esta técnica para la mira de las naves x-wing, las escenas de la Estrella de la Muerte y el Halcón Milenario. Los efectos especiales de ésta película se llevaron a cabo por la compañía Industrial Light & Magic, fundada  en 1975 por George Lucas después de que el departamento de efectos especiales de 20 Century Fox fuera cerrada, casualmente apenas el estudio autorizara el rodaje de la película. Con ayuda de Industrial Light & Magic, George Lucas, logró crear efectos nunca antes vistos para el primero de los VII Episodios que hoy conforman la saga de Star Wars.

Una película que al estrenarse se creyó que fue totalmente animada usando imágenes por computadora, aunque en realidad sólo fueran 20 minutos en total, fue Tron de 1982 y dos años más tarde El último Guerrero Estelar (The Last Starfighter) , ambas consideradas pioneras en efectos especiales.

 

John Lasseter, quién diez años más tarde dirigiría Toy Story, fue el encargado de realizar el efecto que trajo a la vida el primer personaje animado por computadora en la película de Pixar, El joven Sherlock Holmes (Young Sherlock Holmes) en 1985. Aunque ya habían aparecido otros personajes usando esta técnica, fue el primero en lograr que éste caballero medieval lucira como si hubiese sido grabado de modo convencional. Cabe destacar que este filme fue premiado con el Oscar a Mejores Efectos Visuales.

 

Disney no se quedó atrás en éste boom de la animación por computadora y en 1989 creó el CAPS “Computer Animation Production System“. Con este programa los dibujos creados por los animadores al igual que los escenarios eran escaneados y se pintaban y entintaban con ayuda de artistas digitales. Después eran combinados de tal forma que permitía hacer movimientos en 3D a la cámara y utilizar multiplanos. La Sirenita fue la primera película en utilizar este programa aunque sólo en una escena. Bernardo y Bianca en Cangurolandia  sería el primer film animado tradicionalmente y producida por computadora.

El Director James Cameron presentó en 1989 su película El Abismo (The Abyss) con animaciones hechas por computadora de forma “fotorealista” (photorealistic), lo que significa que es una imagen sintética de aspecto real. Al principio el director pensó en usar Stop Motion, pero finalmente acudió a Industrial Light & Magic. La compañía logró crear un programa que asemejaba la superficie líquida. Para concluir la grabación de los 75 segundos en los que aparece la criatura tardaron nada más y nada menos que 6 meses. El trabajo de filmación  fue arduo y el proceso mediante el cual aumentaron los efectos especiales, hicieron que la película se retrasara un mes de la fecha de estreno que tenía programada.

 

A partir de entonces el CGI se volvió una herramienta recurrente en los largometrajes. El Vengador del Futuro (Total Recall) de 1990 rodada casi por completo en la Ciudad de México, fue alabada por sus efectos especiales y de hecho ganó el Oscar a Mejores Efectos Visuales. La escena dónde se ve el esqueleto de Arnold Schwarzenegger en rayos X fue hecha por computadora, en cambio para las demás se escogió usar miniaturas en lugar de emplear el CGI. Aunque muchos criticaron precisamente su abuso de efectos especiales.

Sin embargo fue su secuela, Terminator 2: El Juicio Final (Terminator 2: Judgement Day) la que explotó el uso del CGI en formas nunca antes vistas convirtiéndose en un parte aguas en el uso de esta tecnología. Y es que el T-1000 compuesto de metal líquido, capaz de cambiar y adaptarse, dejó impresionada a la audiencia. Incluso ése año la Academia la nombró única nominada en la categoría de Mejores Efectos Visuales.

Otra película revolucionaria de los años 90 fue Parque Jurásico (Jurassic Park 1993) dirigida por Steven Spielberg, que no sólo utilizó modelos robóticos de los dinosaurios a escala, sino que se valió del stop motion, del go motion y de la animación por computadora para traer a la vida a estos gigantes prehistóricos. El resultado fue que los animales y su forma de moverse y actuar se veían sumamente reales. Tuvo tal éxito que en Estados Unidos aún mantiene el puesto de la adaptación de ciencia ficción más exitosa de la historia y, en su momento, recibio numerosos premios y nominaciones.

jurassic-park

Para 1994 tenemos Reboot, la primera serie animada creada totalmente por computadora.

Se dice que Toy Story de 1995 es el primer largometraje generado totalmente en computadora, otros dicen que fue la cinta brasileña Cassiopéia. Y es que cuando Cassiopéia ya iba a la mitad de su realización, Toy Story apenas comenzaba. Sin embargo la historia de los juguetes se estrenó unos meses antes. ¿Ustedes qué opinan?

A partir del nuevo milenio el CGI comenzó a prosperar en todos los géneros. En 1999 fuimos testigos de Matrix la primera película de una trilogía que se volvería un referente obligatorio en el género de ciencia ficción y cuyas ingeniosas y dinámicas escenas serían imitadas numerosas veces en el futuro. También comenzaría la época dorada de los super héroes en la pantalla grande con la llegada de X-Men, dirigida por Bryn Singer, y que marcaría el inicio del nuevo siglo con una adaptación en dónde los poderes y habilidades sobrenaturales forman parte natural del humano. Y es que tal vez lo que el CGI representa es justamente esa fusión entre nuestra creatividad e imaginación y la tecnología que nos permite darle vida de forma cada vez más real a todas esas ideas fantásticas.

En 2010 Activision y la Universidad del Sur de California presentarían el Sistema Light Stage X que emite 20 partones de luz sobre el rostro de una persona en menos de dos segundos y que al mismo tiempo, toma múltiples fotografías del individuo, captando toda la información necesaria para crear un “yo” digital. Esta tecnología aunque en sus inicios fue usada en el cine, poco tiempo después comenzó a utilizarse también para los videojuegos en un intento de hacer a los personajes más reales y más humanos.

Con el tiempo llegarían otras películas como Interstellar, Avatar, El Señor de los Anillos, Gravedad, Inception, Guardianes de la Galaxia, Maléfica, X-Men: Días del futuro pasado, Inside Out, que desafiarían nuestra forma de ver el cine, incluso volverían a los espectadores más y más exigentes en cuanto a efectos especiales se refiere. Sin embargo a veces los creadores se concentran tanto en los efectos visuales que se olvidan de lo más importante: la historia, y nos entregan una película cargada de animaciones por computadora con un contenido pobre o a veces incluso reciclado. En esta época dónde la tecnología a llegado a crear casi una simbiosis con el ser humano, es importante no perder de vista el objetivo por el que fue creada en primer lugar y saber mantener un equilibrio entre las numerosas técnicas para lograr los efectos visuales deseados y el desarrollo de los personajes. Sin duda queremos ver todos estos mundos fantásticos y estos seres irreales, de un modo orgánico y que enriquezcan las tramas, pero no que terminen asfixiándolas o matándolas en ocasiones pues muchas veces sus protagonistas son personajes grises, sin transfondo que fácilmente pasan a ser relegados a un segundo plano, dejando al CGI como único protagónico.

El siguiente paso en la animación por computadora en el cine será sin duda el VR (Realidad Virtual), modalidad que que estará a nuestro alcance el próximo añogracias a la consola de Sony, PlayStation 4. Los creadores de la película Cincuenta Sombras de Grey (Fifty Shades of Grey) sin embargo, ya han anunciado que harán uso de esta herramienta para grabar algunas de las escenas de la película. Hasta ahora los demos de los juegos que estarán disponibles para VR se ven prometedores, pero sólo el tiempo dirá si esta nueva tecnología tendrá o no una influencia positiva en el Séptimo Arte.