Nioh: De Dark Souls a Ninja Gaiden

  • Por VargasK / April 3, 2017

Demon Souls trajo un cambio en los estándares de jugabilidad, rompiendo la tendencia de mostrar progreso a través de cinemáticas o avance en el mapa y ligando tu progreso a tu habilidad para jugar. También probó el éxito de la fórmula con buenas ventas, popularizando su estilo y reglas de juego, haciendo atractivo para las compañías editoras tratar de buscar desarrolladores con juegos similares.

Esto último logró que los juegos “Souls-like” aparecieran de forma exponencial, cada uno tratando de mantener reglas similares, pero agregando sus propias mecánicas para no caer en la casilla de copias.

Con todo esto en mente, podríamos decir que Demon Souls, fue el padre de un género, así como en sus tiempos Doom fue el abuelo del género de disparos en primera persona.

Llegamos a Nioh, un juego Souls-Like, de parte del famoso estudio Team Ninja, responsable de Ninja Gaiden, Metroid: Other M y la serie Dead or Alive.

Nioh para mi es el juego Souls-like que marca el asentamiento de este género, ya que toma las mismas reglas y las estira generando un juego casi opuesto, pero familiar.

Al principio el juego se ve como un Souls-Like, el HUD es similar, así como las reglas básicas: Tu personaje se mueve de forma tajante y precisa, estos movimientos están ligados a una barra de estamina, la cual aquí está denominada como “Ki”.
Los enemigos son fuertes y la mayor parte de sus movimientos llevan frames de preparación para que el jugador pueda anticiparse. Matar enemigos te da puntos de experiencia, que aquí se llamará Amrita, con los cuales puedes mejorar los atributos de tu personaje, favoreciendo el uso de ciertas armas y armadura. Cada que mueres pierdes toda tu experiencia y eres llevado a un punto de control, reiniciando a los enemigos del nivel y dándote una oportunidad de recuperarlas.

Estas son las similitudes más obvias, de primera vista parecería un clon casi textual. Pero la aproximación a estas mecánicas es lo que hace diferente a Nioh, comenzando por el uso del Ki, al terminar un ataque o combo, tendrás la oportunidad de recuperar parte del Ki gastado si presionas el boton de cambiar de guardia en el momento preciso, logrando un “Pulso de Ki” y hablando de guardias, tienes 3 tipos, alta, media y baja, los cuales corresponden, a mayor ataque, mejor defensa y mejor evasión.

Nioh también cuenta con un modo de progreso secundario, las armas tienen su propia barra de experiencia llamada familiaridad, entre más las uses, te darán puntos de Samurai, los cuales puedes usar para desbloquear movimientos especiales que aumentarán tu repertorio, permitiendote hacer jugadas más complejas y usarla de forma más eficiente.
Particularmente todas las armas cuentan con una mejora de Flujo. que te permite recuperar más estamina, al momento de hacer un Pulso de Ki, premiando por usar movimientos variados.

Esta última mejora es la que lleva a Nioh a otro nivel, puedes comenzar el juego con un estilo de combate similar a Dark Souls, donde te aproximas a cada enemigo cautelosamente, jugando con los tiempos y la distancia, para conectar golpes precisos y seguros, para terminar con un estilo de juego aún más frenético que Bloodborne, donde tomas a los enemigos por sorpresa usando combos devastadores, para luego cambiar a guardia baja y evadir el movimiento de contraataque, recuperando casi todo tu ki, listo para volver a aplicar tu segunda técnica.

Los enemigos cada vez serán más ágiles y atacarán en grupos, evitando que te sientas invulnerable, también poco a poco iran aumentando sus puntos de vida, esto te hará notar que necesitas dejar el combate de uno o dos golpes seguros si planeas avanzar de forma eficiente.
Cada que te enfrentes a un Revenant (Equivalentes a los fantasmas de Dark Souls) estos irán aumentando su repertorio y por medio de la observación podrás aprender formas eficientes de combinar armas y combos, así como maneras de contrarrestarlas.

El progreso de Nioh, se siente como una aceleración en el combate, donde vas más rápido entre más aprendes a jugar con los sistemas, llevándolo a verse como un juego del género hack n’ slash, al que pertenecen mejor juegos como Devil May Cry o Bayonetta. Solo que aquí un error puede costarte la vida haciendo que todo ese nivel de precisión que vas adquiriendo se sienta como el verdadero objetivo del juego.

Team Ninja es a final de cuentas, responsable por la saga de Ninja Gaiden desde su reboot en el Xbox y podemos sentir como vuelven a sus raíces trayendo un ritmo de combate similar al que se usaba en esa primera entrega, donde para sobrevivir era básico saber cuándo bloquear o evadir de manera precisa, a tal grado que el juego fue considerado extremadamente difícil y tuvo que recibir una actualización bajo el nombre de Ninja Gaiden Black.

Pero esta vez, gracias a From Software, se nos presento una manera diferente y más libre de aproximarse a la alta dificultad en los videojuegos, presentándonos un diseño de mecánicas, que van enseñando a los jugadores a usar cada recurso que se les brinda para avanzar, logrando un progreso no solo en el personaje, también en el jugador mismo.

Finalmente los dejó con un video del canal de XLHGradiator, quien esta a un nivel que nosotros aun no podemos alcanzar (Salta al minuto 4:03 para la máxima dosis de Ryu Hayabusa)