Información del Juego

  • Genero:Action-RPG
  • Developer:Team Ninja
  • Campaña:1 jugador
  • Multiplayer:

NIOH: Review

Review: PS4

NIOH: Review

Maravillando a todo un género.

Team Ninja y juegos exclusivos de Ps4. De esta mezcla, nace Nioh, un action RPG que se publicó este pasado mes de febrero de 2017 y que ha provocado un inmenso amor (y en ocasiones odio) en la red. Primero que nada, ¿todo este hype tiene excusa? Desde luego; quiero empezar diciendo que Nioh es un juego excepcional, como otros títulos similares (Bloodborne, Dark Souls III, …) que consigue captar una esencia propia y hacer algo nuevo y distinto a lo que teníamos visto, pero de ésto hablaré a continuación.

Nioh ha pasado por un proceso de creación que a mi parecer es magistral. No hablo de todo lo que han invertido o trabajado en el juego, hablo de algo mucho más particular: el feedback. De manera fabulosa, Team Ninja ha ofrecido un montón de demos y se ha preocupado por la opinión del público para poder seguir adelante y saber qué le gusta a quienes los siguen, a sus fans. Esto mismo pasaba con Final Fantasy XV, y creo que por esto mismo el juego, a nivel estético, a un nivel puramente jugable, gráfico o etc., ha salido tan extremadamente bien (a pesar de que la historia deja mucho, mucho que desear, y de que como RPG, es un tanto mediocre).

¿Qué es lo que más me gusta en éste videojuego? Voy a hablar paso por paso, y voy a empezar por el sistema de combate: Team Ninja ya había demostrado con anterioridad que tenía una mano prodigiosa para llevar a cabo este concepto en un videojuego, y con Nioh lo hace de manera todavía más magistral. Aquí, nos encontramos con un videojuego adictivo, controlado por el uso de la estamina y del tipo de arma en el que decides especializarte; es decir, el videojuego te propondrá retos en distintos lugares dependiendo de qué hayas escogido, y ésto me parece una muy buena idea para incentivar al usuario a repetir partidas y probar cosas nuevas, como lo hace fácilmente “Bioware” con su adictivo sistema de conversaciones y relaciones entre los personajes.

Contando con todo esto, Nioh también presume de puntos propios a su favor que lo diferencian de títulos, como decía anteriormente, como Dark Souls III. Entre otros, tenemos distintas poses de combate que nos permite regular la intensidad de nuestros golpes; la posición alta, por ejemplo, permite ejecutar golpes de mayor daño quitándonos movilidad; esto la opone a la baja, donde puedes golpear con mayor frecuencia y permite que te defiendas mejor, aunque por supuesto, cada leche es menos fuerte.

Poder construir tu armadura pieza por pieza hace del sistema de combate algo mucho más profundo, y lo consigue de manera excepcional. La dificultad del juego y la extensión del mismo no se limita a un número bajo de horas, sino a algo mucho más largo, hasta el punto de que yo he llegado a las 80 y no lo he terminado todo.

Repetición: éste sería un problema de Nioh, sin embargo, en lo que concierne a las misiones secundarias. Todo cuanto cambia en cada una son los colores o el momento del día, pero el mapeado es casi eternamente el mismo y no hay mucho entorno creativo. A eso, se suma la linealidad del juego, y una segunda fase de repetición en sus mecánicas, hasta el punto de que en cierto punto uno pierde la sensación de estar en peligro. Tal vez, Team Ninja podría haber variado un poco la combatividad y el transcurso de todo lo que sucede.

Finalmente, debo decir que la historia de Nioh no me ha apasionado para nada; está mal contada por ser confusa, y los personajes resultan ser un tanto planos. Como antes, aquí sucede lo mismo que con FFXV: un RPG mal contado. A diferencia de en este último título, aquí me parece infinitamente más ligero porque no estoy extremadamente enganchado a este tipo de juegos; en cambio, Final Fantasy es mi saga preferida de siempre y como RPG es de lo más fuerte que ha existido jamás. Entonces, es mucho más obvia la torpeza de Final Fantasy XV que la de Nioh.

Conclusión

  • 7,5/10
    • Sistema de combate.
    • Mecánicas (armaduras, armas, ...).
    • Paralelismo con otros títulos.
    • Narrativa pésima.
    • Repetición.
    • Linealidad extrema.

Concluyendo, ¿es Nioh un buen juego? Desde luego, es un señor juegazo y creo que se merece gran parte de las alabanzas que ha recibido, pero por otro lado, me pasa como con Nier y creo que está sobrevalorado en una parte más narrativa, más puramente hablando "sentimental". No es un juego de 9 o de 10/10, y tampoco opino que llegue a los 8/10 por los motivos que he comentado anteriormente, pero sin dudas, es un producto que se disfruta con creces y que me ha gustado muchísimo. También tengo que decir que no me ha gustado más que Dark Souls III, ni muchísimo menos: este es sin dudas uno de mis videojuegos preferidos de los últimos años (en cuanto a objetividad) y Nioh se queda un poco atrás, aunque esperemos que futuros proyectos consigan maravillas como estas.