Información

  • Género:Acción, Aventuras, Superheroes
  • Director:James Wan
  • Reparto:Jason Momoa, Amber Heard, Nicole Kidman, Patrick Wilson, Temuera Morrison & Willem Dafoe

Aquaman, Review

Película

Aquaman, Review

Un espectáculo entretenido y deslumbrante pero, ¿digno del rey de Atlantis?

Después de la probadita que tuvimos en Justice League de Arthur Curry, finalmente podemos verlo protagonizar su propia película en solitario: Aquaman, con el director de Insidius y Saw al mando, James Wan. ¿Logra este nuevo héroe hacerse su propio espacio dentro del Universo Extendido o es un tropiezo más para DC?

Como hijo de un humano y la reina de Atlantis, Athur Curry (Jason Momoa) se ha mantenido alejado del reino submarino y dedica su vida a ayudar a los seres humanos que lo requieren. Sin embargo la guerra que su medio hermano Orm Marius (Patrick Wilson) quiere iniciar contra los humanos, le forzará a tomar un bando, y lo embarcará en una búsqueda llena de peligros y aventuras junto con la princesa Mera (Amber Heard).

En teoría, siendo una película de orígenes, esperaríamos que la película nos llevara lado a lado con Arthur conforme crece y evoluciona hasta convertirse en Aquaman, de modo que al final comprendamos su posición ante el mundo y los valores que defiende. Sin embargo James Wan, en lugar de tomarse su tiempo para narrarnos la historia, parece que quiso resumir lo más posible y saltarnos rápidamente al presente, a la acción. De modo que, las secuencias iniciales, parecen  forzadas, mero trámite que hay que cumplir y no nos permite valorar ni empatizar con esta extraña pareja dispareja, padres de Arthur: el humano Thomas Curry (Temuera Morrison) y la reina de Atlántida (Nicole Kidman). Por lo que nos encontramos, tras unos minutos de película, con un Arthur que ya domina sus poderes, de su pasado sólo nos queda una probada y el resto se deja a la imaginación de la audiencia.

No es que la trama sea simple, es que es pobre, los personajes planos y su desarrollo escaso, sino es que nulo. Un punto a su favor es que, a pesar de que en los tráilers se mostraba un humor más estilo Marvelita, lograron integrarlo bien, sin restarle seriedad a la película sino todo lo contrario, los chistes hacen que sea más entretenida y amena.

En cuanto al cast, Jason Momoa es perfecto para el papel, tiene mucha energía, y es muy carismático, pero también nos deja ver que posee la nobleza de un guerrero, y el porte de un rey. Es del tipo que puede patear traseros y decir chistes a un tiempo sin que eso lo deje en ridículo. Nuestra princesa Mera es sexy y letal en combate, es un perfecto complemento para Aquaman, sin duda la actriz lo hace muy bien y casi nos hace olvidar que sus motivaciones para ayudar a Arthur están apenas justificadas. Por otro lado el medio hermano de Arhtur, Orm Marius (Patrick Wilson), no pasará a la historia por ser un villano notable, se enfocan mucho en que quiere una guerra contra los de la superficie, lo cual está bien, pero no sacan mucho provecho de su relación sanguínea con Arthur como sí hacen por ejemplo en Pantera Negra (Black Panter), película en la que la relación entre ambos hermanos hacía todo más interesante y complejo.

Black Manta (Yahya Abdul-Mateen II) tiene una breve aparición y lamentablemente, sólo hay una secuencia en la que se percibe como un peligro real, pero el suspenso acaba más rápido de lo que empezó. Nicole Kidman y Willem Dafoe (Nuidis Vulko), son sin duda un talento desperdiciado, culpa del guion.

El diseño de vestuario es muy atractivo a la vista, pero el diseño no deja de sentirse muy “terrícola” la mayor parte del tiempo. ¿Mera usando tacones altos en el océano? Salvo algunas prendas (incluido el precioso vestido que utiliza Mera), todo parece estar pensado según los canones humanos. Esto hace que se pierda cierto nivel de impacto a la hora de descubrir este mundo submarino que se sustenta más que nada en el CGI. Y es que el filme parece querernos compensar la falta de trama y de un buen guion con hermosos efectos visuales y una fotografía brillante y colorida. Irónicamente, los momentos en que vemos a Mera convivir con Arthur en el mundo humano, son más enriquecedoras para la trama que aquellas en dónde abundan los efectos especiales. ¡Ojalá hubiésemos tenido más de esto!

En resumen Aquaman intentó abarcar en una sóla película un largo espacio de tiempo, lo que hizo que descuidaran el desarrollo de Arthur y subestimaran la importancia de mostrarnos lo difícil que debieron ser sus primeros años viviendo entre humanos dado que es un híbrido; tanto el desarrollo como la infancia del personaje, son factores que en Mujer Maravilla (Wonder Woman), fueron decisivos no sólo para comprender y valorar al personaje, sino para hacer una gran película de origen.

Definitivamente el talento innegable del cast, los impresionantes efectos visuales, las secuencias de acción y el humor ligero, hacen de esta una buena opción para ir a pasar un rato entretenido en el cine. Es cierto que está un poco mejor definido el camino que seguirán en la construcción del Universo Extendido de DC, pero tendrán que recordar las lecciones aprendidas con Mujer Maravilla, y aplicarse si quieren estar a la par de la competencia.

  • B


  • Entradas Recientes

  •