Información del Juego

  • Genero:Survival
  • Developer:Kayd Hendricks
  • Campaña:Cooperativo
  • Multiplayer:Juego en línea

Ark: Survival Evolved

Review: Switch

Ark: Survival Evolved

Vivir en una isla llena de dinosaurios no es nada fácil. Ya sea tu solo o junto con una tribu, crea herramientas de sobrevivencia y enfrentate a las amenazas del lugar.

Los juegos de sobrevivencia son un género que me ha llamado la atención desde que empezaron a salir, pero con el paso del tiempo solo unos cuantos lograron satisfacer mis gustos. Desde que probé el Minecraft cuando estaba en Alfa, sabía que había mucho espacio que explorar en este género. Y así, empezaron a salir varios juegos más, siendo para mí el que más me agradó de todos el Terraria.

Pero debo que admitir que no he seguido mucho las noticias de este tipo de juegos, aún cuando estaban en su auge. ¿A qué se debe esto? La primera razón es que simplemente tienes que dedicarle mucho tiempo al juego: Aprender qué es lo que puedes crear con los recursos que tiene el mundo, cuales son las mejores decisiones para poder empezar a jugar y tener un buen plan de acción hacia tu destino. La segunda razón es que muchas veces cuando el juego contaba con un aspecto más artístico, siendo este un talento que carezco, no tenía un buen enfoque en los otros detalles de la jugabilidad, como la exploración del mundo. Claro que los mejores juegos no dejaban pasar este detalle, pero viendo que habían muchas copias baratas con minecraft que dejaban este aspecto a un lado, me abrumaba con los juegos de este género.

Es por esto que de entre los varios juegos que he ignorado, Ark: Survival Evolved fue uno de ellos, nomas escuchándolo de paso en los foros del internet. Pero por lo visto todavía tiene de qué hablar, ya que recientemente salió el juego para la consola híbrida de Nintendo, el Switch, lo cual te da la ventaja de llevar tu aventura a cualquier lugar.

Y ahora que recibimos el código del juego para el Switch, aproveché la oportunidad para probar el juego por un buen tiempo para ver mejor de qué se trata exactamente.

Sobreviviendo la isla con tus habilidades

Ark comienza justo como cualquier juego de sobrevivencia funciona: despiertas desnudo en una isla y lo primero que haces es golpear árboles para conseguir recursos. Así, con dichos recursos, puedes crear herramientas que te pueden servir ya sea para cazar, defenderte, construir una choza, etc.

Sin embargo, tiene un detalle muy importante que lo hace único: cada vez que hagas alguna acción, consigues experiencia, lo cual al llegar a cierta cantidad subes de nivel, lo cual puedes personalizar a tu personaje en dos aspectos: el primero en algún atributo en especial (ya sea vida, energía, fuerza, cantidad de peso que puedes cargar, etc.)

El otro aspecto es en qué objetos podrás forjar; al principio no podrás crear muchas cosas excepto un pico para conseguir recursos, una antorcha para iluminar la noche y papel para hacer apuntes. Pero cada vez que subes de nivel, conseguirás puntos de habilidades los cuales puedes canjearlos para tener más planos para forjar más herramientas en tu repertorio. Dichos planos necesitan de dos requisitos: que tengas el nivel mínimo para desbloquearlo (no puedes crear lanzas, por ejemplo, hasta que llegues al nivel 2) y que tengas los puntos de habilidad necesario para accesarlo (siguiendo el ejemplo de la lanza, necesitas 3 puntos para que lo tengas en tu repertorio).

Con este sistema, el avance del juego consiste principalmente en mejorar tu personaje poco a poco para que tengas acceso a más herramientas y tengas más opciones para hacer tus acciones, ya sea en construir, explorar o atacar, lo cual lo hace muy diferente a juegos como Minecraft y Terraria cuyo avance consisten principalmente en los recursos que hayas conseguido.

Sin embargo, dicho sistema de avance en el juego significa que si quieres avanzar, necesitarás que estar haciendo algo, y siempre. Tiempo en que no estés recolectando recursos, construyendo un edificio, matando algún dinosaurio o lo que sea es tiempo en donde no hay crecimiento, y por lo tanto es tiempo perdido.

En sí, dicho sistema no tiene nada de malo, pero siento que pudieron trabajarle un poco más. Lo primero que noté es que el personaje tarda algo de tiempo en conseguir experiencia y subir de nivel. Con esto, parece que estás en una eternidad talando árboles y recolectando piedras nomas para llegar al nivel necesario para tener el conocimiento de armar una fogata.

Otro detalle que noté es que después de un tiempo, los puntos de habilidades que consigues no serán suficientes para desbloquear todos los planos. Siguiendo con tu personaje del nivel dos, desbloqueas los planos del hacha, la fogata y la lanza, pero solamente tienes los puntos para acceder a dos de ellos, por lo que deberás que decidir con cuales quedarte. Y mientras más avanzas de nivel, tendrás más opciones que deberás escoger con cual quedarte y cuales dejarlas atrás por mientras. No he llegado al final, pero supongo que obtener todas las habilidades en tu personaje es algo muy dificil de conseguir, si es que no es imposible, según lo que yo he visto en mi avance.

Por fortuna, existe una solución para estos dos detalles del juego. Entra el modo multijugador y el aspecto más importante de Ark: las tribus.

Tu rol en una tribu

Las tribus en el juego son un aspecto principal de Ark que simplemente es mala idea en no participar en una de ellas. Como este es un juego en línea, tarde o temprano de toparás con algún otro jugador haciendo de las suyas. Aquí, tienen la opción de hacer una tribu, en donde dos o más jugadores tendrán privilegios a ciertos aspectos, como compartir los recursos de manera más fácil, pero principalmente es en la distribución de experiencia, así como la ayuda mutua en las herramientas que tienen disponible.

La distribución en experiencia significa que cuando alguien esté haciendo algo, le pasará algo de experiencia a sus compañeros que están alrededor de él. Esto sirve bastante, especialmente con las tribus mas grandes, porque con esto servirá para obtener experiencia más rápidamente y tener acceso rápido a los planos no solamente para mejorar a tu personaje, sino para también ayudar a tu comunidad.

Y aquí entra el otro factor importante del juego: Aunque haya planos que no puedes construir tu, posiblemente alguien más pueda hacerlo, y viceversa. Con esto, es beneficioso que una tribu tenga muchos miembros para que entre todos se complementen en la creación de herramientas que necesiten para avanzar de manera más rápida. En otras palabras, para que una tribu funcione bien, cada jugador debe que especializarse en algún rol en específico: uno se podría dedicarse a recolectar, otro podría dedicarse a construir, otro a cazar, etc.

Los dinosaurios y otros peligros que enfrentarás

No todo en la isla se te otorgará fácilmente, y es que la isla está habitada de dinosaurios y demás criaturas prehistóricas. Aunque hay algunas criaturas que simplemente te ignoran siempre y cuando no les hagas algún daño, habrá varios que te empezarán a cazar en el momento que te vean, y tendrás ya sea huir o defenderte si no quieres perder tu vida (y lo más importante los items que tengas en la mano).

Pero no todo puede resultar perjudicial para tí, ya que otro aspecto importante del juego es que puedes domesticar a los dinosaurios para que te ayuden, ya sea en transporte o para la cazería. Existen dos maneras en domesticarlos, ya sea dándole alimento poco a poco para que se acerquen, o domandolos con las herramientas necesarias.

No todo es tan sencillo, ya que igual que los jugadores, los dinosaurios también cuentan con niveles, por lo que si eres de nivel tres y te topas con un carnosaurio de nivel 20, será una buena idea en sacarle la vuelta y dejarlo en paz hasta que tengas lo necesario para acercarte.

Esto de los niveles en las criaturas le da otro aspecto más al juego, ya que estos cuentan como una barrera al avance del juego. Si en tu exploración, te topas con enemigos que están a nivel superior tuyo, entonces posiblemente significa que no deberías estar ahí.

Digo posiblemente porque me he topado con monstruos de niveles altos justamente en donde empiezo el juego. Por un lado, sé que no debo que nadar en el río porque, en mi caso, una piraña de nivel 103 llegará a morderme, pero en mis sesiones es común que me tope con Carnosaurios a nivel 20 y tantos persiguiéndome en la playa.

Y, al igual que con el avance del personaje, por si solo no es un problema. Pero siento yo que ambos elementos dan una mala experiencia al jugador, o es lo que pienso yo: te toparás con muchos enemigos que no lograrás hacerle nada al principio, por lo que estarás limitado a huir de ellos, recolectando rocas y madera y crear chozas de paja para poco a poco conseguir experiencia y subir de nivel, para volver a seguir hacer lo mismo hasta conseguir las herramientas necesarias para enfrentarte a dichas criaturas. Y si mueres por alguna razón, pierdes los items que tenías en tu inventario y tienes que volver a conseguirlos, ya sea regresando al punto donde los perdiste o simplemente empezar a recolectar de nuevo.

Esto suena como muchos puntos negativos al juego, pero en realidad no es así, y la razón a esto es porque este juego está diseñado en ser un juego lento. Hay que tomar en cuenta que cuando te desconectas del servidor, no solamente se salva tu personaje, sino que todo lo que hayas creado y dejado en la isla estará allí para que otros jugadores interactuen con ellos, lo cual esperemos que no piensen en sabotearte. Así, tienes que tener un plan para avanzar al día, desde la construcción de tu base, tu rol en la tribu, lo que vas a dejar en la base y lo que vas a traer (así, para que no pierdas lo esencial en caso de un accidente, etc.) y así, poco a poco, puedas avanzar en la exploración de la isla. No pienses que avanzarás rápidamente en un día o en una semana, vas a tener que dedicarle tiempo para llegar a algún lado.

Si, admito que, a pesar de llevar varias horas de juego, no he avanzado lo suficiente para llegar en los aspectos más jugosos del juego. Y aún así, creo yo que es tiempo suficiente para conocer el juego. Si, he dicho que hay varios detalles que no me agradaron del juego. Pero esto no significa que sea un mal juego, sino que simplemente el juego no se acomoda a mis gustos. Claro que el juego necesita una pulida por allí y por allá, pero al final de todo estos aspectos que tiene son esenciales para su identidad y es lo que lo separa de los varios clones de minecraft, y esto es un aspecto que puedo respetar del juego.

¿La ventaja de sobrevivir donde quieras con el Nintendo Switch?

Sin embargo, el mayor problema que noté del juego es que es la versión del Switch la que jugué. Nada en contra de la consola híbrida de Nintendo, pero Ark no fue diseñada para correr en dicha máquina pequeña, y se dieron muchos sacrificios para que corriera. Aunque los gráficos son lo suficientemente presentable, es común ver muchos elementos aparezcan repentinamente en la pantalla (el “pop-up” como se conoce en los juegos) cuando el juego trata de cargarlos cuando están en la visión del jugador. Y el juego se siente un poco lento, no necesariamente por los cuadros por segundo, lo cual debo que admitir que, a pesar de que no tenga un buen ojo para detectarlo, si noté que es común que se “corte” la acción en el juego. Pero en sí, el juego se siente lento porque tarda en responder a las acciones que das con tu control, ya que dura casi medio segundo el tiempo que hay entre la presión del botón y la acción del juego.

Hablando del control, el primer obstáculo que tuve que sortear fue en encontrar qué hacía uno de los botones. Al principio sentía abrumado porque no hallaba que botón hacía qué en ciertos momentos. Saltar, atacar y correr fueron fáciles de acceder, pero me topé con ciertos problemas, por ejemplo, ¿Como hago las herramientas? ¿Como intercambio de items rápidamente? ¿Como accedo al chat? Hay muchas acciones que puedes hacer al juego, y estuve batallando tanto en como estaba acomodando las acciones en los botones así como el contexto que tenían cada uno de ellos en el menú.

Claro que cuenta con un opción de ayuda para saber que hacen cada botón y su respectiva combinación (Se usan los botones “L” y “-” para acceder al chat, por ejemplo), pero la letra es tan pequeña que tendrás que acercarte a la pantalla para poder leer lo que dice claramente. Y la navegación de los menus puede resultar a veces abrumadora en tratar de encontrar lo que buscas.

Y por si fuera poco, cuando usas el chat, o cuando necesitas que escribir algo en general, usas el teclado del switch. Tener acceso al teclado significa que el juego en tu parte se congelará mientras estás en esta pantalla, pero el juego en sí seguirá corriendo. Esto significa que no sabrás que estará ocurriendo a tu alrededor hasta que termines de decir lo que quieras decir, por lo que corres el riesgo de que algún atacante aproveche este tiempo para tomarte por sorpresa. Este problema es muy grave ya que al ser un juego especializado en el multijugador, el chat es esencial para mantener comunicación con tu tribu, y estas pausas detrimentan la experiencia del juego.

En pocas palabras, no creo que la opción de llevar tu switch en cualquier lado sea suficiente para disfrutar este juego como debería.

Conclusión

  • 5.8

      Ark: Survival Evolved es un juego muy dificil de recomendar ya que cuenta con varios detalles que solamente unos pocos jugadores estén interesados en tomar el reto de sobrevivir y convivir con gente en línea. Sumandole a esto con los problemas técnicos del Nintendo Switch con el juego, y tenemos como resultado un juego bastante agotador en jugarlo. Si tienes un Nintendo Switch y quieres un juego de tipo survival, estoy muy seguro que hay mejores opciones que tomar. Y si eres aquel jugador que quiere adentrarse al mundo de Ark, tu mejor opción sería conseguirlo en la PC.