Información del Juego

  • Genero:RPG
  • Developer:CyberConnect2
  • Campaña:1 jugador
  • Multiplayer:No

Dragon Ball Z Kakarot

Review: Windows, Playstation 4, Xbox One

Dragon Ball Z Kakarot

Acompaña a Goku y a sus amigos en esta antalogía de la serie Dragon Ball Z.

No es necesario ser un fan del anime para saber sobre la serie popular llamada Dragon Ball y su protagonista Gokú, y como cualquier serie popular, su historia y sus personajes fueron plasmados en los videojuegos una y otra vez por décadas y en distintos géneros: desde la NES hasta el Xbox One; desde los juegos de aventura hasta los juegos de pelea. Y a veces es un reconteo sobre la historia original, y otras veces una reimaginación sobre eventos alternativos, y varias veces una simple excusa para juntar tus personajes favoritos de Dragon Ball en un juego. Varios de ellos lograrón ser juegos buenos, y otros no tanto.

Ahora, Bandai Namco nos trae otra entrega de Dragon Ball Z, subtitulado esta vez con el verdadero nombre de Gokú, “Kakarot“, en donde tomaremos el rol de los Guerreros Z, desde la invación de Raditz hasta el enfrentamiento de Majin Buu. Y aunque hubo varios juegos que trata sobre la serie de Dragon Ball Z, como The Legacy of Goku para el Game Boy Advance, ninguno contó la historia completa de esta serie a esta escala, en donde además de recrear las batallas conocidas, también podrás explorar el mundo de Dragon Ball, en donde habrá varias actividades que completar.

Así, tenemos otro juego de Dragon Ball en nuestras manos. Ahora, la cuestión es descubrir si es un buen juego.

El cielo resplandece a mi alrededor .

Una de las cosas que se puede notar rápidamente es en su presentación, ya que desde que inicias el juego se nota que trata de ser lo más fiel posible a la serie de televisión, comenzando con el intro del juego.

Pero no es solamente en las cinemáticas en que trata de emular el juego, ya que también el ambiente y hasta el control de los personajes son una buena representación de este mundo tan único: una cosa es ser testigo de los lugares y acontecimientos del mundo de Dragon Ball, pero explorar estos mundos de la misma manera que lo haría un Guerrero Z es una experiencia inolvidable, ya que puedes caminar, correr, saltar y volar en un ambiente abierto y visitar tanto la casa de Gokú, la Corporación Cápsula, el Torneo de las Artes Marciales y muchos lugares más.

Y la historia sigue muy de cerca al juego, de tal manera que puedes revivir la serie completa en un juego. Claro que hay ciertos detalles que le cambiaron o quitaron para acomodarse al ritmo del videojuego. No es realmente un detalle malo, pero tal vez para un fan se molestará muy poquito al detectar estos pequeños cambios.

No todo es perfecto, sin embargo; hay cinemas que simplemente los personajes se mueven de manera muy básica, muy al estilo de titeres (como se ven en los cinemas de Jump Force). No es necesariamente algo malo… excepto cuando lo és, ya que hay uno que otro cinema que el personaje se “desliza” en el aire, pero dichas escenas son pocas.

Además, la historia suele tornarse algo lenta, lo cual es un problema natural gracias a que sigue la historia original a pie de la letra. Es común que habrá minutos avanzando de un cinema a otro, y cuando tienes el control, tu objetivo será en llegar a punto B para continuar con varios minutos más de historia. Claro que puedes desviarte para hacer alguna otra cosa, pero no tendrás acceso a ciertas zonas hasta que cumplas con tus objetivos.

Con libertad puedes cruzar hoy el cielo azul.

Como mencioné, tienes mucho espacio para explorar, aunque no es realmente un juego de mundo abierto, ya que el juego está dividido entre zonas, lo cual solamente puedes cambiar de lugar en el menú del mapa (si es que están disponibles dichas zonas).

Pero cada zona es lo suficientemente grande para moverte con toda libertad, ya que volar de un punto a otro con máxima velocidad dura alrededor de uno o dos minutos. Pero lo importante es en las actividades que puedes hacer en estas zonas.

Descontando las misiones que avanzan el juego, una de las primeras cosas que puedes notar al principio es que el mundo está lleno de Esferas Z en todos lados: en el suelo, en el aire y hasta bajo el agua. No te preocupes, estas esferas no son esenciales para completar el juego, pero su uso sigue siendo importante, ya que necesitas de estos para desbloquear y mejorar las habilidades de tus personajes. La otra manera de obtener estas esferas es ganando en batallas, lo cual significa que dentro o fuera de batalla siempre dentrás acceso a recolectar estos items útiles.

Otra de las actividades que puedes hacer es en la busqueda de items, desde simples manzanas hasta minerales preciosos. Estos items sirven para intercambiarlos por varios servicios, como los items de comida sirve para cocinarlos y obtener una bonificación temporal para tus batallas, los minerales para crear y mejorar los vehículos, medallas especiales que los puedes canjear para tener la oportunidad de aprender nuevas técnicas en sesiones especiales de entrenamiento, o simplemente venderlos para obtener dinero.

Y para finalizar, tenemos eventos especiales, como la carrera de automóviles para demostrar que tus clases de manejo sirvieron de algo, la pesca para obtener un suculento pez para la comida, y hasta la busqueda de las Esferas del Dragón, lo cual una vez obteniendo la colección completa, puedes desear en tener más dinero, obtener algún item raro, obtener más Esferas Z para mejorar tu personaje, o resucitar a algún personaje especial. Y dichas acciones siempre recibes recompensas desde las Esféras Z hasta items. En otras palabras, siempre estarás recibiendo cosas que mejoran tu personaje, por lo que es buena idea tomarte tu tiempo en cumplir estas actividades extracurriculares.

Como si un volcán hiciera una erupción

Pero lo más importante de un juego de Dragon Ball son sus peleas, y encontrarás bastante aquí: el mundo está lleno de enemigos, lo cual si te ven te perseguirán, y una vez que estén en contacto, entran en batalla (sin necesidad de entrar a un escenario especial como cualquier otro RPG, aquí luchan en el lugar en donde se enfrentaron).

El sistema de batalla es bastante simple, a pesar de que usas muchos botones: para empezar cuentas con un botón para golpes, un botón de Ki para atacar a distancia, un botón para esquivar ataques y un botón para bloquear como base para luchar contra los enemigos. Pero si quieres usar ataques más poderosos, tienes que presionar el botón de los Poderes, lo cual un menú se abrirá indicandote las cuatro técnicas especiales que tienes equipado (lo cual los haces antes de entrar en batalla), los cuales estas técnicas están asignados a un botón (muy al estilo de Xenoverse).

Encima de eso, tienes que cuidar también tu barra de Ki, ya que eso lo necesitas para hacer tus técnicas, lo cual puedes llenarlo de nuevo con el botón de carga, pero haciendo eso te deja vulnerable a los ataques, así que ten cuidado.

Pero no siempre vas a estar solo, ya que en varios momentos habrá batallas en donde estarás acompañado hasta con dos compañeros más, brindando su apoyo en la lucha de manera automática. Sin embargo, puedes indicarles a tus compañeros que te ayuden con alguna técnica para tener ventaja en la batalla, ya sea con un simple Kamehameha, hasta un combo devastador en equipo.

Sin embargo, es todo lo que hay del combate. Claro que hay transformaciones y el uso de items para ayudarte, pero fuera de ahí, luchar contra los enemigos suele tornarse bastante repetitivo, y aunque es común que los enemigos puedan darte algo de pelea, la calificación que te dan al final de cada victoria suele ser muy generosa, ya que en todos mis enfrentamientos he sido calificado con S y A sin nisiquiera hacer el intento de calificar bien. Este detalle hace que las batallas suelen parecer fáciles, y generalmente lo son…

…excepto cuando no lo son, y por dos razones: La primera es cuando intentas enfrentarte a un enemigo que tiene un nivel superior al tuyo, lo cual en tal caso es mejor conseguir algo de nivel para poder enfrentarlo (o hacerle la lucha, pero si te lleva como 10 niveles arriba, buena suerte). Y el otro caso es cuando te enfrentas a los jefes.

Estos jefes no solamente suelen ser más complicados, sino que también tienen sus peculiaridades que hacen las batallas más interesantes, como lanzarte bolas de energia que tienes que esquivar al estilo de un shoot’em up. Encima de eso, hay secuencias en donde muestra un pequeño cinema de cuando el enemigo prepara un ataque, o recibe un golpe poderoso, de manera que lo hace un deleite visual estos enfrentamientos, justo como las batallas especiales deberían que ser.

No importa lo que suceda, sonreiré el día de hoy.

De todos los juegos de Dragon Ball que he tenido la oportunidad de jugar, Kakarot ha sido la experiencia más fiel y posiblemente la más divertida que he tenido sobre la franquicia. No necesariamente significa que es el mejor juego de Dragon Ball, pero como fan de Dragon Ball, puedo decir este juego sabe como complacer a sus fans, ya que desde su aspecto visual hasta su jugabilidad se asemeja de manera muy cercana a la serie de TV.

¿Pero qué hay para los jugadores que no son fan de la serie? ¿Es este una buena introducción a Dragon Ball? Dicha pregunta me cuesta tanto responder, ya que el juego cuenta con una enciclopedia que llenas mientras va jugando con información de los personajes, lugares y eventos, pero es mucha lectura y la historia principal no hace mucho esfuerzo para contarte esos detalles que podrían ser interesantes.

Y para los que no están interesados en Dragon Ball no creo que encontrarán esa “conexión” con el juego: encontrarán el combate muy simple, la exploración sin chiste y la historia algo ridicula, y es algo que a decir verdad, por más que me divertí volar y luchar en este juego, no lo puedo defender cuando alguien mencione estos detalles.

Creo yo entonces que este juego no lo disfrutaría cualquiera que agarre el control, ya que tiene en mente un público muy específico: los fans de Dragon Ball. Y eso no tiene nada de malo. Es fácil hacer un juego de una franquicia para aprovechar el auge de su popularidad, pero hacer un juego que es bastante fiel al medio original, que logre encapsular la esencia de la serie dentro de un juego, en donde te haga sentir que estás dentro del mundo y tengas libertad de hacer muchas cosas, eso es algo que no se ve todos los días, y felicito a los desarrolladores de Dragon Ball Z Kakarot por brindarnos esta gran experiencia.

Conclusión

  • 7.9

      Dragon Ball Z Kakarot es un juego que resonará muy bien ante los fans de la serie, pero costará trabajo mantener la atención hacia los que no son fans. Mi recomendación es que si tienes dudas sobre este juego, compralo cuando tenga descuento.