Información

  • Género:Fantástica, romántica
  • Director:Guillermo del Toro
  • Reparto:Sally Hawkins, Michael Shannon, Octavia Spencer, Richard Jenkins

La Forma del Agua, Review

Película

La Forma del Agua, Review

La película del mexicano Guillermo del Toro brilla entre los más fuertes contendientes a los premios de la Academia, ¿es esta película un diamante genuino?

Con nada más y nada menos que 13 nominaciones al Oscar, incluyendo mejor director y mejor película, y con dos Globos de Oro en su haber, Guillermo del Toro nos trae La Forma del Agua (The Shape of Water), una historia directamente salida del fondo del mar.

Nos encontramos en un  laboratorio Baltimore, EUA, durante la guerra fría. En este laboratorio trabaja Elisa Esposito (Sally Hawkins), una mujer muda encargada de hacer la limpieza junto con otras empleadas. Un buen día llega un nuevo equipo liderado por el coronel Richard Strickland (Michael Shannon) con un misterioso tanque de agua que contiene un espécimen extraño.¿Su propósito? Investigar y aprender lo más posible de la criatura. Elisa se acerca al “monstruo” en un principio por curiosidad sin embargo su relación irá transformándose poco a poco en algo tan peculiar como el mismo monstruo.

Al hablar de Guillermo del Toro (El Laberinto del Fauno, Titanes del Pacífico) generalmente lo asociamos como referente de increíbles efectos visuales y una gran calidad y belleza en cuanto a la fotografía se refiere, pues bien La Forma del Agua no es la excepción. Desde la primera toma es palpable el esfuerzo y la dedicación por entregarnos escenas memorables sazonadas con romance sin embargo, estos elementos sólo destacan en algunas escenas dejando al resto del filme bastante desnudo. Y es que dicen que “menos es más”, desafortunadamente éste no es el caso pues dejando de lado la sencillez de la historia (lo que no determina si una película es buena o no) la superficialidad con la que son tratados los personajes y la poca profundidad en la trama, hace que el ritmo sea bastante lineal, lo que la vuelve aburrida y carente casi por completo de sorpresas.

El elenco hace un excelente trabajo transmitiéndonos las emociones y pensamientos de los personajes cuadro a cuadro, algo que se agradece dado el guion que resulta flojo y que no nos deja conocer mucho sobre los protagonistas, ni empatizar con ellos, por lo que las relaciones entre los mismos resultan un tanto frívolas. Sally Hawkins (Jazmín Azul) nos entrega una actuación realista, su personaje bien podría no ser mudo y apenas notaríamos la diferencia. Por otro lado la interpretación de Michael Shannon (Animales Nocturnos) como antagonista en esta historia es sólida y bien ejecutada, de hecho, irónicamente se nota en él y en sus propósitos más pasión de la que hay entre la pareja protagónica.

Octavia Spencer (Historias Cruzadas) nos ha demostrado de sobra su gran talento como actriz y su personaje, Zelda Fuller la mejor amiga de Elisa, sin duda sacará una sonrisa a más de uno con sus ingeniosos comentarios y encantadora personalidad. Es una lástima que sus habilidades histriónicas sean desperdiciadas en un papel bastante secundario y limitado. Lo mismo se puede decir de Giles (Richard Jenkins), el vecino y confidente de Elisa, que se encuentra marginado de la sociedad por motivos que apenas si se tocan en el filme.

Empero el peor tratamiento lo recibe “la criatura”, que sin ánimos de spoilear a nadie, digamos que es un personaje que al final de la película es igual o más misterioso que al inicio. El diseño del monstruo por otro lado, cumple lo que promete. (¿Alguien más piensa que se ha abusado últimamente del uso de ojos muy grandes en las criaturas diseñadas por computadora para causarnos ternura y empatía automáticas?)

Dada la época en que está ambientada, el vestuario está perfectamente acorde sin ser tan espectacular como en la anterior película de Guillermo del Toro, La Cumbre Escarlata. La música tiene todo el color del romance con algunos toques franceses que ayudan a la ilusión, cortesía de Alxander Desplat.

Tras la primera media hora es claro que La Forma del Agua es un cuento de hadas cursi, superficial y cliché. Es así como una premisa muy original como la que plantea Del Toro se convierte en una película romántica con todo el glamur al estilo de la época dorada del cine Hollywoodense, sin prácticamente nada de sustancia, con un guion bastante simple y escenas hermosamente superficiales que no brindan un trasfondo y que de hecho algunas ni si quiera aportan nada a la historia.

 

  • B15